Postres low carbs

Mousse de chocolate bajo en carbos. 6 porciones​

Una deliciosa y sencilla mousse de chocolate baja en carbos que puedes preparar en solo unos minutos. ¡Y sin lácteos! Congélala y tendrás un fantástico helado bajo en carbos.

Ingredientes

  • 750 g leche de coco sin endulzar, en lata
  • 3 cda. (15 g) cacao en polvo
  • 1 cdta. extracto de vainilla
  • 1 cdta. (4 g) eritritol (opcional)

Instrucciones

1. Dejar reposar la leche de coco en el refrigerador durante 4 horas o más para separar la crema del agua de coco.

2. Abrir la lata con cuidado, sacar la crema con una cuchara y pasarla a un tazón. Guardar el agua de coco para un smoothie o panqueques.

3. Batir la crema de coco, la vainilla y, opcionalmente, un edulcorante con una batidora de mano durante un par de minutos hasta que se espese. Añadir cacao en polvo y batir un poco más.

4. Servir en tazones de postre.

Consejo: Si pones el mousse en el congelador se convertirá en un helado tras una hora. Asegúrate de que la leche de coco no tenga ningún otro ingrediente. Si lo tiene, no se solidificará en el refrigerador como es necesario para esta receta.

Crema keto de chocolate con avellanas. 6 porciones.

Delicioso chocolate + avellanas = pura felicidad. Esta crema queda de super en pancakes o waffles.  También nos gusta como salsa para mojar bayas frescas. ¡Un capricho keto que se derrite en la boca!

Ingredientes

  • 150 g (275 ml) avellanas
  • 60 ml (50 g) aceite de coco
  • 30 g mantequilla sin sal
  • 2 cda. (10 g) cacao en polvo
  • 1 cdta. extracto de vainilla
  • 1 cdta. (4 g) eritritol (opcional)

Instrucciones

  1. Tostar las avellanas en una sartén seca y caliente hasta que adquieran un agradable color dorado. Presta mucha atención: las avellanas se queman fácilmente. Después, sejarlas enfriarse un poco.
  2. Colocar las avellanas sobre papel de cocina y frotar para que se desprendan algunas cáscaras. Puedes retirar las cáscaras que no se desprendan.
  3. Colocar las avellanas con todos los ingredientes restantes en una licuadora o procesador de alimentos. Licuar hasta conseguir la consistencia deseada. Cuanto más tiempo, más suave será la crema.

¡Un consejo!

¡Úsala como crema para mojar fresas frescas! Un sabor para morirse del gusto…

Caprichos de turrón bajo en carbohidratos. 40 porciones.

Estos pedacitos de delicias bajas en carbohidratos son la pura perfección. Sírvelos con café o como postre cuando quieras ver sonreír a todo el mundo a tu alrededor.

Ingredientes. 

  • 210 g chocolate negro con un mínimo del 70% de sólidos de cacao
  • 125 ml (110 g) aceite de coco, dividida
  • 400 g leche de coco, solo la parte sólida
  • 8 cda. mantequilla de maní u otra mantequilla de frutos secos que te gusten
  • 1 cda. (5 g) cacao en polvo
  • 1 cdta. extracto de vainilla

Instrucciones

  1. Derretir la mitad del chocolate al baño maría o al microondas a fuego lento. Añadir un cuarto del aceite de coco y mezclar bien.
  2. Echar en un molde engrasado y revestido de papel para hornear (aproximadamente 13 x 20 pulgadas, si haces 40) y dejar enfriar en el refrigerador o congelador.
  3. Cuidadosamente calentar la parte sólida de la leche de coco (enlatada) en una sartén diferente. Dejar hervir a fuego lento durante unos minutos.
  4. Añadir la mitad del aceite de coco, la mantequilla de frutos secos, el cacao en polvo y la vainilla mientras revuelves. Hacer una mezcla suave. Si la masa se separa, usar una licuadora de mano y pulsar varias veces para que quede uniforme.
  5. Retirar del fuego y echar sobre el chocolate. Volver a colocar la sartén en el refrigerador o congelador para que se enfríe de nuevo mientras se derrite el resto del chocolate como en el paso 1.
  6. Añadir el aceite de coco restante al chocolate y mezclar. Extenderlo en una capa sobre el turrón frío. Volver a colocar en el refrigerador y dejar reposar durante al menos una hora, preferiblemente más tiempo.
  7. Cortar en 30-40 trozos pequeños. Guardar en un recipiente hermético en el refrigerador o congelador. El turrón se sirve mejor ligeramente frío.

Café batido sin lácteos (Dalgona). 2 porciones

Este café batido está tan bueno que es popular en muchos países. En Corea se conoce como Dalgona, en Grecia como Frappe y en la India como café batido. ¡Lo reconocerás en cualquier idioma como un riquísimo café para darse un capricho! Además es bajo en carbohidratos. 

Ingredientes

  • 1½ cda. café instantáneo en polvo espresso (sin endulzantes agregados)
  • 1½ cda. (15 g) sustituto
  • 2 cda. agua caliente
  • 1 cdta. extracto de vainilla (opcional)
  • 350 ml leche de almendras sin azúcar o leche de coco

Instrucciones

  1. Mezclar el café espresso en polvo, el edulcorante y el agua caliente en un vaso estrecho o en una jarra de cristal de unos 500 ml.
  2. Usar una varilla para mezclar, una espumadera o una batidora para batir la mezcla hasta que esté espumosa.
  3. Puede tomar 1-3 minutos hasta que el café se espume.
  4. El volumen prácticamente se duplicará, ya que el aire se introduce al batirla, y pasará de color marrón oscuro a marrón claro cuando esté batida.
  5. Llenar un vaso de ⅔ de hielo. Verter la leche de almendras, el extracto de vainilla y mezclar.
  6. Con ayuda de una cuchara, poner el café batido por encima de la mezcla de almendras. Remover justo antes de servir.

Unos conejos

Puedes sustituir la leche de almendras por leche de coco, o usar ambas. Si lo quieres con lácteos, puedes usar leche entera o crema mezclada con agua en vez de leche de almendras.

Puede hacerse con cualquier café instantáneo, pero el espresso es un poco más fuerte y le da un sabor más intenso.

El edulcorante granulado ayuda a que quede más estable. No se batirá bien sin el edulcorante.

Cuadrados de chocolate con maní bajos en carbohidratos. 12 porciones

Tan solo podemos decir: ¡madre mía! El chocolate y la mantequilla de maní están hechos el uno para el otro. Aquí, se presentan en perfecta armonía ¡con algunos manís tostados por encima para que esté crocante!

Ingredientes

  • 100 g chocolate negro con un mínimo del 70% de sólidos de cacao
  • 4 cda. mantequilla o aceite de coco
  • 1 pizca sal
  • 60 ml mantequilla de maní
  • ½ cdta. extracto de vainilla
  • 1 cdta. regaliz en polvo o cardamomo molido (verde)
  • 60 ml (35 g) maní salado picado, para decoración

Instrucciones

  1. Derretir el chocolate y la mantequilla o el aceite de coco en el horno de microondas o en una olla para baño maría. Si no tienes una olla para baño maría, puedes poner un recipiente de vidrio encima de una olla con agua hirviendo. Asegúrate de que el agua no llegue al recipiente. El chocolate se derretirá por el calor del vapor. Dejar que el chocolate derretido se enfríe durante unos minutos antes de seguir con el siguiente paso.
  2. Añadir el resto de ingredientes excepto los frutos secos y mezclar hasta que estén bien incorporados.
  3. Verter la mezcla en una asadera pequeña forrada con papel de horno (no más grande de 10 x 15 centímetros).
  4. Esparcir por encima los cacahuetes picados. Colocar los cuadrados de chocolate en el congelador para enfriarlos
  5. Cuando la masa esté preparada, cortarla en cuadrados pequeños con un cuchillo afilado. Recuerda que todas los caprichos sean pequeños, no más de un cuadrado de 2,5 cm x 2,5 cm. Guardar en el refrigerador o congelador.

¡Consejo!

La mantequilla de almendras o avellanas también va bien. Y prueba diferentes ingredientes: almendras tostadas (y algo picadas) o avellanas, semillas de sésamo tostadas con hojuelas de coco sin azúcar o incluso tahini. Mmmm…

Crema keto de mantequilla. 4 porciones

Aroma celestial a vainilla. Increíble sabor a crema de mantequilla. Fabulosa cremosidad. Esta mantequilla de crema keto hará que busques tu postre favorito para darle el toque definitivo.

Ingredientes

  • 225 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente (en dos partes)
  • 2 cdta. extracto de vainilla
  • 1½ cdta. canela molida
  • 1 cdta. (4 g) sustituto (opcional)

Instrucciones

  1. Dorar ¼ de la mantequilla en una cacerola pequeña hasta que se vuelva de color ámbar, pero sin quemarla.
  2. Echar la mantequilla dorada en un vaso y añadir poco a poco el resto de la mantequilla, batiéndola con una batidora de mano hasta que quede esponjosa.
  3. Añadir canela y opcionalmente edulcorante hacia el final.

¡Consejo!

Añade sabor a la crema con lo que te apetezca: cacao en polvo, cardamomo, café molido, ralladura de naranja o lima. O incluso fruta fresca como frambuesas o arándanos. ¡Haz tuyo este plato!

Total Page Visits: 499 - Today Page Visits: 2